• Mindfulness •

… O “atención plena” como le hemos llamado en español, no es más que estar realmente presente… presente en el presente.

Hace un par de días conversaba con una amiga acerca de este tema y la verdad es que Mindfulness suena muy bonito pero es una tarea difícil de desarrollar, hasta de iniciar. Es una actividad que si la hacemos rutina se convertirá en la base de nuestra vida. Será más relevante y vital que lavarnos los dientes, comer e, incluso, respirar.

Respirar con atención es Mindfulness.

Mi amiga tiene algunos años practicándolo y me comenta que ha cambiado su forma de pensar, de procesar, de sentir, de actuar; y que ha transformado la manera en como se relaciona y se maneja con el mundo, con su entorno, con los demás y con ella misma. “Transformado” ella usó esa palabra tan grande que de entrada me atrapó. Eso, combinado con una convicción extraordinaria.

Muchos ya lo consideran una filosofía de vida y para no enrollarme en mil líneas se los voy a poner más sencillo. Según mi interpretación, mindfulness significa estar siempre consciente de lo que sucede en nuestro interior y en el exterior: sentimientos, sensaciones, acciones y todo lo que se te ocurra, pero, seleccionando prestar atención, “atención plena” a una cosa a la vez. Es decir, si estoy hablando contigo, es que estoy hablando SÓLO contigo.

“Te escucho no sólo te oigo, te observo no sólo te veo, eres el entrecejo de mi atención”.

Enfocarse en los pájaros cantando, el viento cuando roza las hojas de los árboles, el abrazo de buenos días, el último bocado de ese postre que no quieres que se termine, las bocinas de los coches, hasta el reproche de un jefe irritado si nos lo merecemos. También suena agotador estar todo el tiempo demasiado atento y más si esto significa estar atento a aspectos que quisiéramos borrar, eliminar y transmutar. Sin embargo, no lo es. Esta es una práctica generosa que por naturaleza nos aleja con suavidad del lado oscuro y nos lleva al lado de la fuerza. Nos volvemos más sabios y aprendemos a colocar en la cesta de nuestra compra personal sólo lo que nos hace sentir óptimos y nos vamos distanciando de todo aquello que, simplemente, no nos aporta nada.

Prestar atención en el “ahora”, termina por ser una forma de meditación, una forma despierta de llevar la vida.

Te dejo dos minutos más de video si he despertado tu curiosidad.

¡Buena salud y feliz despertar!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s